La luz, un aspecto clave de la decoración. ¿Cómo podemos hacer para ahorrar energía decorando?

Nuevo edificio Marckeric

El espacio de una casa se transforma radicalmente dependiendo de la iluminación que posea. Cuando la luz lame las superficies y los tejidos, los colores se intensifican y reflejan emociones, aportándonos esa dosis de positividad que hace de una habitación un lugar más acogedor. Y además de eso, gracias al aprovechamiento de la luz natural podemos ahorrar mucho energía. ¿No nos cres? En este artículo te convertiremos en un decorador fiel de la luz del sol.

 

Tarifas de luz y gas

 

Antes de tratar de ahorrar energía mediante la luz natural y la decoración, es importante tener claro si estamos pagando lo que debemos por nuestra factura. No tiene sentido tratar de ahorrar y al mismo tiempo no comprobar que nuestra tarifa es la que más nos conviene. Obviamente, no es fácil saber qué tarifa de luz contratar entre todas las ofertas existentes en el mercado. Por ello, existen páginas webs independientes que nos dan información sobre las características, ventajas y desventajas de las diversas tarifas del mercado, como la que te mostramos a continuación: http://agua2013.es/

 

El arte de decorar para aprovechar la luz del sol

 

Existen varios métodos para conseguir que la luz natural penetre en una casa y produzca el efecto deseado. Para ello debemos hacer algunos cambios importantes en la decoración de nuestro hogar. A continuación, te explicamos con más detalles cuáles son los cambios que necesitas hacer:

Cortinas

Son un elemento fundamental en la decoración de un hogar. Las cortinas ayudan a aumentar o reducir la totalidad de luz natural que penetra por las ventanas. Escoger cortinas de doble capa, como las que tiene una capa delgada, casi translúcida y después otra más gruesa de color oscuro. También pueden servir telas de tejidos claros que controlan el paso de la luz. De esta forma, siempre se puede retirar la cortina para que pueda entrar directamente toda la luz solar.

Los espejos

 

Es muy conveniente tener espejos en la estancia, en puntos estratégicos, por ejemplo en frente de las ventanas, ya que permiten que la luz rebote por todas partes. Además, son geniales para decorar el salón y pueden hacer que los salones parezcan más amplios de lo que parecen.

Distribución coherente

Las lámparas, focos y resto de iluminación deben estar repartidas según tus necesidades, y no por una distribución proporcional a las habitaciones. Esto quiere decir que si utilizas más un espacio que otro, deberían tener más lámparas en esas zona, ya que resulta un malgasto tener mucha iluminación encendida en áreas donde no pasamos mucho tiempo.

Deja brillar al sol

 

Como dice la canción, deja que entre la luz del sol resplandezca en la casa. Así que no pongas muebles que cubran las ventanas y obstaculicen el paso de la luz natural. Los espacios se ven más amplios e iluminados si ponemos menos muebles o elementos que muchas veces sobrecargan las estancias y no nos dejan ver las paredes.


¿Quieres saber más? Consulta este artículo sobre iluminación natural y hazte un experto en el tema.

Artículos relacionados: